Inclusión social y educativa: Preocupación de los Leones de Cali

Desde 1973 y como una entidad sin ánimo de lucro, el Club de Leones de San Fernando (Cali – Valle) acogió la iniciativa de uno de los miembros de su Cubil quien estaba preocupado por la población en situación de discapacidad cognitiva de escasos recursos. Esa fue la semilla para iniciar un programa de atención dirigida hacia ese sector de la población, que denominaron Instituto de Terapia Especial de los Sentidos, ITES.

Inicialmente las labores las desarrollaron en una casa cural de la parroquia de San Fernando Rey bajo la dirección del León Joao Boggio y financiada con los aportes de los socios de ese Club vallecaucano.

Los servicios se dirigieron poco  a poco hacia la atención de diferentes tipos y niveles de limitaciones al igual que a diversas edades. Esta situación llevo a los profesionales de entonces a replantear los objetivos en la prestación del servicio por la complejidad que revestía la atención hacia tanta diversidad. Por ello se decidió centrar la atención a la población que presentaba situación de discapacidad auditiva contando con la asesoría y el apoyo financiero del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el año 1976.

A partir de 1983 el Club trasladó la sede a una amplia casa en el mismo sector del barrio San Fernando, sitio en el que actualmente se continua brindando el servicio. De acuerdo con las necesidades que la institución fue demandando se incorporaron progresivamente profesionales especializados y actualmente se cuenta con una rama de especialistas en áreas de la salud y educación que aportan desde sus diferentes saberes para brindar una atención de calidad para los niños, niñas y jóvenes en situación de discapacidad auditiva, fomentando la integración e inclusión  educativa, social, cultural y laboral en términos de igualdad y equidad.    

Todos los aprendizajes están mediados por la Lengua de Señas Colombiana reconociéndola como lengua materna de la comunidad de sordos y como herramienta fundamental para acceder a la variada información del contexto. Como segunda lengua se propende por el aprendizaje de español, en su forma escrita, lo que permite interactuar con la comunidad mayoritaria oyente; además de compartir información con los hablantes.

Este accionar de servicio social en favor de las nuevas generaciones de nuestro País, es una nueva invitación a que más colombianos trabajen con el Leonismo. #ÚneteNosotrosServimos.

Estadísticas de la Asociación en Colombia y el mundo 
Septiembre 2021
Leones en Colombia 3,742
Clubes en Colombia 204
Leos 507
Clubes Leo 54
Leones en el mundo 1,384,022
Dólar Leonístico COP 3,809.13

COP= Peso Colombiano